Clase-X: Una Guía de las erupciones solares



Las erupciones solares ocurren cuando los poderosos campos magnéticos de gran alcance dentro y alrededor del Sol se conectan. 
Por lo general se asocia con las regiones activas, a menudo visto como manchas solares, donde los campos magnéticos son más fuertes.
Las llamaradas se clasifican de acuerdo a su fuerza. Los más pequeños son de clase B, seguido de C, M y X, la más grande.
Similar a la escala de Richter para los terremotos, cada letra representa un incremento de diez veces en la producción de energía .
Por lo tanto, una X es 10 veces una M y 100 veces al C. Dentro de cada clase de letra, hay una escala más fina 1 a 9. 
Las llamaradas de clase C son demasiado débiles para afectar sensiblemente la Tierra.
Las llamaradas de clase M pueden causar apagones breves de radio en los polos y las tormentas de radiación menores que pudieran poner en peligro los astronautas.
Aunque  la Clase X es la última carta, hay llamaradas más de 10 veces la potencia de una X1, por lo que la clase X-llamaradas pueden subir más de 9.
La erupción más poderosa del disco fue en 2003 , durante el último máximo solar. Era tan poderosa que sobrecargó los sensores que medición. Recorte en X28 . Sin embargo, los detectores de GOES quedaron saturados durante el pico de la erupción, y actualmente se piensa que realmente estuvo entre X40 (4.0 mW/m2) y X45 (4.5 mW/m2), basándose en la influencia del evento sobre la atmósfera terrestre.
Una poderosa llamarada de clase X que puede crear tormentas de radiación de larga duración, que pueden dañar satélites e inclusoafectar a los pasajeros de líneas aéreas, que vuelan cerca de los polos, con dosis pequeñas de radiación.
Las Llamaradas X también tienen el potencial de crear problemas globales de transmisión y apagones en todo el mundo.
Las erupciones solares liberan una cascada enorme de partículas de alta energía conocida como tormenta de protones.
Los protones pueden atravesar el cuerpo humano, provocando daño bioquímico. La mayoría de estas tormentas tardan dos o más horas en llegar a la Tierra tras su detección visual.
Una erupción ocurrida el 20 de enero de 2005 liberó una concentración de protones más alta medida directamente, que tardó sólo 15 minutos en llegar a la Tierra tras su observación.
El riesgo de irradiación que suponen las erupciones solares y CME es una de las mayores preocupaciones en cuanto a las misiones tripuladas a Marte o a la Luna. Se necesitaría algún tipo de blindaje físico o magnético para proteger a los astronautas.
Al principio se creía que éstos tendrían dos horas para alcanzar algún refugio. Basándose en el evento del 20 de enero de 2005, podrían tener tan poco como 15 minutos para hacerlo
Se cree que la erupción más poderosa de los últimos 500 años sucedió en septiembre de 1859: fue observada por el astrónomo británico Richard Carrington y dejó rastros en el hielo de Groenlandia en forma de nitratos y berilio-10, que no permite medir su potencia aún hoy.

nasaexplorer,wikipedia,nasa.gov,mn2,goes

 

Esta entrada fue publicada en TORMENTA SOLAR y etiquetada , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario y vota

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s